#MieleDuraMás: se busca el electrodoméstico Miele con más años de uso en España

Cuando algunas personas nos cuentan que ven a su electrodoméstico como un miembro más de su familia, en Miele nos sentimos honrados. Desde 1899 fabricamos contra la corriente y nos esforzamos para que nuestros productos te ayuden durante mucho tiempo, testándolos para una vida útil de 20 años. Y eso tiene como premio que haya productos Miele que funcionan muy bien incluso después de varias décadas.

Por eso, queremos homenajear a quienes nos regaláis vuestra confianza con un concurso: #MieleDuraMás, se busca el electrodoméstico Miele vivo con más años de uso en España. Quien tenga el electrodoméstico Miele en uso más duradero de España, ganará uno nuevo de última generación.

Y si no tienes un electrodoméstico Miele pero sí conservas recuerdos de la marca porque la viviste en tu familia, cuéntanos tus recuerdos de Miele: el comentario más auténtico y emotivo ganará un aspirador Miele Classic C1 EcoLine.

Sube una foto de tu electrodoméstico Miele.

Si es el más duradero de España, te lo reemplazamos por lo último de Miele.

Haz un comentario sobre tus recuerdos de la marca

y gana un aspirador Miele

Tus electrodomésticos
Desliza un archivo hasta aquí o haz clic para cargar Selecciona archivo
Tamaño máximo de archivo: 1.5MB
Enviando
Tus recuerdos
Enviando

 

GALERIA DE FOTOS

  • Petrus Paulus Hezemans

    w 427

  • Myriam Cano anton

    Miele de luxe g540

  • Fidel Perez Pedreño

    MIELE DE LUXE G542

  • nerea rebolleda lopez

    meteor c

  • Rosa Maria Pla Bernaus

    W-828

  • Rosa Maria Pla Bernaus

    577-9 Excellent SC

  • Unai Arce Seco

    Microondas De Luxe M686 (27 años)

  • Teresa Imbert Arístegui

    Automatic G50 (1969)

  • Antonio Miguel Postigo Díaz

    W 757

  • Pilar Benito Hernández

    H818E

  • Pilar Benito Hernández

    G590SC

  • Pilar Benito Hernández

    Typ W732

GALERIA DE RECUERDOS

Que voy a decir yo que no se sepa ya de MIELE. Y eso que no trabajo en la empresa, pero para mi sin duda es la mejor.
Empecé con el aspirador porque es verdad que tenia uno y no aspiraba como a mi me gusta (soy un poco maniática de la limpieza) y me hablaron de Miele. Al principio me dolió un poco el precio porque era de los mas caros pero !ay mi sorpresa! cuando lo probé. Eso si que es aspiración, lo pasaba una vez y veía los resultados. (Con el anterior los brazos me los hacia polvo de tantas pasadas que tenia que darle) Me encanta. Me pasaba el día aspirando y mis hijos me decian se ha vuelto loca simpre con el aspirador en mano.
Y hasta el momento cuento con mi aspirador que le llamo el tercer brazo y ya tengo tambien la lavadora (que diferencia con las anteriores). Trata la ropa con una suavidad y con un mimo que da gusto y esperando que se me estropeen el resto de electrodomésticos para comprarme MIELE.
Si puedo comprarme un electrodomestico MIELE lo hago y si por circunstancias no puedo espero hasta poder hacerlo pero no lo cambio por nada.

SAGRARIO MARCO COMES

Hace como diez años, mi hermana quemó la cocina, al lavavajillas Miele que teníamos y seguimos teniendo no le pasó nada, pero al desmontar la cocina alguien se apoyó y rompió una pieza. Vino el técnico y fue incapaz de arreglarlo y mi padre que es muy manitas abrió el lavavajillas con una radial y lo arregló. Sigue siendo parte de la familia y lo usamos a diario.

Beatriz Cano Anton

Los electrodomésticos Miele nos han acompañado a mí y a mi familia a lo largo de nuestra vida, han formado parte de nosotros de forma entrañable !!. Haciendo y contribuyendo a que gracias a su ayuda hemos compartido muchísimos más ratos de ocio y disfrute !!. Por todo esto seguimos disfrutando de ellos agradecidos.

Unai Arce Seco

Un día de marzo del año 1984, recorriendo el piso que pronto nos alojaría a mi marido y a mis dos retoños, nos dimos cuenta que la galería donde estaría la lavadora era relativamente pequeña. No veía donde tender y se me hacía un problema. La solución pasaba por una secadora. Mi marido, enamorado de la técnica, se informó y supo que quienes habían fabricado la primera secadora familiar era la casa Miele, por lo que… al llegar al nuevo hogar, conocimos nuestro primer electrodoméstico Miele. Éramos jóvenes y llevábamos 11 años de casados. Nuestra economía era buena pero no boyante con lo cual se imponía priorizar. Preferí la secadora a un nuevo sofá. ¿Cómo saldrá la ropa? Estaba expectante…. ¡Oh, delicia, si no hace falta ni plancharla y la puedo guardar directamente al armario!. Al trabajo, no paraba de cantar las grandezas de nuestra nueva adquisición hasta el punto que mi marido un día me dijo: ¿quieres decir que tus compañeros no van a pensar que Miele te da comisión?. Esta frase es un recuerdo que tengo grabado en el corazón. Dos años después, mi marido murió pasando por una terrible enfermedad, con lo cual las sábanas y los pijamas iban de lavadora a secadora sin parar, cosa que aliviaba el esfuerzo diario. Años más tarde, a medida que los demás electrodomésticos se fueron estropeando, los reemplacé por otros de la misma marca. No hay que decir que mis hijos se fueron de casa con una gran recomendación: Miele da tranquilidad y facilita la vida, porqué esa secadora que en el 84 entró en mi casa, es aún mi secadora: rinde servicio y propicia recuerdos.

Anna Maria Agustí Farreny

Año 1973. En casa teníamos una lavadora de turbina. Mis padres decidieron cambiarla por una automática y se dejaron aconsejar por un comercio de proximidad que les convenció con las características de una lavadora MIELE. Aquella compra fue un bombazo para todos pero especialmente para mí que siempre me había sentido fascinado por los aparatos mecánicos. Recuerdo pasarme horas sentado en un taburete delante de la lavadora Miele contando las vueltas que giraba el tambor de la lavadora hacia un lado y hacia el otro. Era fascinante. Fue una compra que marcó un antes y un después en nuestra casa.

Josep Parramon i Salvi

Nuestra primera Miele fue de carga superior y la compró mi madre en 1992. En ese época éramos 8 en casa y aguantó lavado tras lavado de 8 personas!! Nos sorprendió ver cómo dejaba los tejanos bien centrifugados para extender. Lamentablemente le dimos un uso extremo, pero a pesar de eso duró 11 años y dudo mucho que otra máquina hubiese aguantado ese trato. De hecho mis tíos aún recuerdan esa Miele que aguantó sus lavados de tejanos. Es la mejor máquina del mercado. Cuando marché de casa cometimos el error de comprar otras marcas, pero conforme han dejado de funcionar, una vida media de 5-8 años para 2 personas, las he ido sustituyendo todas por Miele!!! Lavavajillas con 12 años y ni un solo fallo, nevera lo mismo! Ahora acabo de cambiar horno y encimera por Miele sin dudar ni un segundo. Son caros, si, pero su precio y calidad avalan sus electrodomésticos. Mi madre tiene su aspiradora Miele Cat&Dog desde el 2001 y os puedo asegurar que le da un uso intenso diario y solo ha cambiado el filtro HEPA y la tobera que renovaremos, pero sigue recogiendo el cable y funcionando perfectamente. Historias de Miele en casa 😊✌🏻

Joan Espinoza

Recuerdo la lavadora Miele en casa de Ama y cuando se cambió de piso dejó la lavadora porque pesaba mucho, pero una amiga mía quiso aprovecharla para su casa y la tuvieron que mover entre cuatro hombres.

Cuando puso el lavavajillas no teníamos conexión en la cocina para este nuevo electrodoméstico, ya que cuando se construyó la casa en 1958, no había lavavajillas en las casas, por lo que el nuestro estaba encima de una plataforma con ruedas y cuando se conectaba lo movíamos cerca del fregadero para poder desaguarlo con una manguera desde el lavavajillas al fregadero.

Cuando compré mi propio piso también continué con lavadora, lavavajillas y ahora secadora Miele.

Ana Urgoiti Guisasola

En casa de mis padres , creo recordar que hubo un lavavajillas MIELÈ , que fuè el primero en llegar ,
Hace justo un mes , cascò la lavadora de mi casa ( y ya llevo dos ) y mi suegra ha accedido a regañadientes a dejarnos la suya, una lavadora de carga vertical Mielè mod W-110, que para subirla a la azotea donde estaba la otra , tuve que buscar a dos vecinos , por lo que pesa la puñetera , y con la màxima , de no darle un mall golpe o arañazo, porque luego la tengo que devolver , pues dudo que mi suegra o mi mujer acepten dejarla aquì..

jesus rodriguez acerboni

Nuestra secadora T455C lleva con nosotros 26 años y la campeona sigue funcionando como el primer día. Ha pasado por 6 mudanzas y 3 paises y ha secado desde patucos hasta las sudaderas de nuestros hijos ya mayores con programas delicados. Ha sido una muy buena compra como todos nuestros electrodomésticos de la misma marca.

Carlo Zucchi

Con 11 años fue mi sustituto a la hora de fregar platos, allá por el año 1977, eramos 7 en casa, y por “consenso” elegimos el lavavajillas Miele antes que una television en color. Aun recuerdo la camiseta blanca, con el logotipo miele en redondo, y la gente preguntandome que era eso de “miel_e”(miel). Por desgracia lo dimos de baja hace unos 5 años…………….

JESUS AMADO ARNAU DEL AMO

Siempre en casa eran fieles defensores de la marca Miele, cuando vinimos a este piso no teníamos economía para comprarnos el lavavajillas de esta marca, salió tan malo el anterior que en cuanto pude me lo cambié y no tuve ninguna duda de cual me compraba, no sé exactamente los años que tiene, creo que entre 27-30, no he tenido ningún problema, nunca ha venido el servicio técnico y de momento todo se ve en buen estado.
Ahora estamos valorando renovar la cocina y ponerla más funcional, de momento dudo que nos lo cambiemos y cuando toque no dudaré la marca.

Marisa Lasa Onanindía

Mi recuerdo es relativamente reciente. Mi hermana siempre me hablaba de las virtudes de las lavadoras Miele, que era una de las mejores marcas de electrodomésticos del mercado, que su precio iba en consonancia a su calidad. Total, que seguí su consejo y para equipar la cocina de mi nuevo piso adquirí una lavadora Miele WDA 101 LW y ahora puedo dar fe de ello. Mi hermana no se equivocaba; no puedo estar más contento con la eficacia y eficiencia de mi nueva compañera, un aparato imprescindible para lavar y cuidar la ropa. Así que hay que procurar hacer siempre caso a la familia o al menos, en lo que se refiere a la experiencia con equipamiento del hogar.

Ruben Garcia Fernandez

Share This