Receta de tarta de caramelo y almendras sin azúcar y sin horno

Hoy compartimos una receta de postre saludable y dulce, que te permite elegir entre utilizar azúcar o un endulzante natural, como hemos hecho nosotros al usar sirope de agave. Incluso es posible que sea suficiente con tan solo el dulzor natural de los dátiles.

La preparación de esta tarta es laboriosa porque mezclar sus ingredientes requiere un poquito más de tiempo de lo habitual debido a su densidad. Pero, una vez esté todo bien picado y mezclado, ¡la tarta estará casi lista para que la disfrutes!

Ingredientes:

Para la base

200 g de almendras (crudas)

200 g de dátiles (sin el hueso)

Para el relleno

180 g de dátiles sin hueso

50 ml (de 2 a 3 cucharadas) de aceite de coco (o de agua, si no te gusta el sabor a coco, aunque apenas se nota)

50 ml de agua (de 2 a 3 cucharadas)

Para la cobertura de chocolate

Chocolate líquido (comprado o elaborado con cacao, agua, aceite de coco, según explicamos en la receta)

6/8 nueces de pecán

Elaboración:

  1. Para hacer la base, primero tritura las almendras en una picadora. Cuando las tengas, añade los dátiles y continúa triturando ambos ingredientes. Es fácil pero muy trabajoso, pues la mezcla es tan densa que tendrás que ir parando para meter la masa en la zona por la que pasa la cuchilla (tiende a quedarse fuera del alcance de esta).
  2. Una vez lista –no pasa nada si te queda algún trozo de dátil sin picar- extiende la mezcla por la base del molde (si el molde tiene pared, puedes hacer un borde y crear así el hueco que rellenarás a continuación con el relleno).
  3. Para hacer el relleno, pon todos los ingredientes en la picadora y tritúralos hasta que quede una mezcla homogénea. Será más fácil, porque estos ingredientes son menos densos que los de la base. Cubre la base de la tarta con el relleno y déjalo reposar en el frigorífico mientras preparas el chocolate para la cobertura.
  4. Para hacer el chocolate, puedes fundir chocolate comprado o hacerlo tú. Si optas por lo segundo, es sencillo: para adornar la tarta, basta con que mezcles dos cucharadas soperas de cacao puro en polvo, dos del endulzante que prefieras (nosotros hemos usado sirope de agave) y dos más de líquido (puedes usar aceite de coco y, si no te gusta, lo puedes sustituir por leche o agua). Lo mezclas todo, decoras la tarta utilizando una manga pastelera o una jeringuilla, añades las nueces de pecán y la metes en el frigorífico. En cuanto pase una hora, la tarta está consistente y lista para que la disfrutes.

Para conseguir un postre más saludable, prescinde de la cobertura de chocolate. Los dátiles son muy dulces.

Preparar postres saludables no tiene por qué llevarte mucho tiempo. ¿A qué esperas? Hazla y cuéntanos cómo te ha ido. ¡Ah! Y si te acuerdas, publica una foto en Facebook, Twitter o Instagram y nos mencionas, que nos encantará ver el resultado 😉

Sin comentarios a Receta de tarta de caramelo y almendras sin azúcar y sin horno

Dejar un comentario

Share This